logo bombf1.jpg
web statistics

Clima en Esquel
Loading

¿CÓMO SOCORRER A UN ACCIDENTADO?

 

Los accidentes pueden causar lesiones de diverso tipo e importancia que irán desde la muerte a la producción de secuelas para toda la vida. Ante un accidente o una enfermedad repentina de cualquiera de los componentes de su familia, ¿sabría como actuar?. ¿Es consciente de que una reacción equivocada o una falta de reacción por su parte, hasta la intervención de los profesionales sanitarios, puede costar la vida al accidentado?.

Ante un accidente o enfermedad repentina deberemos, ante todo, MANTENER LA CALMA e imponer tranquilidad en todos los presentes. Actuaremos con orden, sin prisa y sin pausa, siguiendo los pasos que se indican a continuación:

  1. DETERMINAREMOS EL ALCANCE DE LAS LESIONES. Sobre todo comprobaremos si los accidentados respiran y tienen pulso.
  2. SOCORREREMOS AL ACCIDENTADO. Si hay varios, atenderemos en primer lugar al que más riesgo o gravedad presente y/o que más pueda beneficiarse de nuestra intervención.
  3. Si se trata de un accidente por electrocución, desconectaremos la corriente antes de tocar a la víctima y, si ello no es posible, nos aislaremos con palos, cuerdas, etc, sin tocar a la víctima directamente.
  4. AVISAREMOS A LOS SERVICIOS PÚBLICOS DE URGENCIAS (Teléfono 107), para asegurar el correcto traslado a un Centro Sanitario. Lo haremos directamente o pediremos a alguien que lo haga, indicándole a quién debe avisar, como debe hacerlo y qué debe decir.
  5. Indicaremos siempre el lugar exacto del incidente, número de víctimas, su estado de gravedad aparente y si están atrapados. Incidiremos especialmente en las circunstancias que pueden dificultar el acceso o el rescate de las víctimas.
  6. NO MOVEREMOS AL ACCIDENTADO, excepto si hay peligro de agravamiento o de provocación de un nuevo accidente. Si se le ha de desplazar lo haremos manteniendo alineado el eje cabeza - cuello - tronco.
  7. PERMANECEREMOS SIEMPRE CERCA DEL HERIDO vigilando periódicamente su estado y, especialmente, consciencia, dificultades o ausencia respiratoria, reactivación de hemorragias y shock.

Aprenda y practique cuanto sea posible lo que debe hacer y lo que no debe hacer. Piense que, si ocurre el accidente deberá reaccionar de inmediato, sin tiempo para leer estos consejos.